lunes, agosto 04, 2008

Relaciones Públicas: La salud del CEO como asunto público


A raíz de que en las últimas apariciones de Steve Jobs se le ve desmejorado (en la foto de arriba aparece bastante delgado), hay distintas voces que exigen se aclare si padece alguna enfermedad o, incluso, si no se ha recuperado por completo del cáncer que se conoce padeció hace unos años.

La discusión está servida, porque, siguiendo la línea de Apple, todo es hermetismo y las versiones oficiales echan aún más misterio, si cabe, a la situación real del creador del iPhone.

Sin embargo, las voces que claman por saber la verdad vienen no sólo de los periodistas y fans de la marca, sino de inversores que se ponen nerviosos al no saber si el líder puede/debe dejar la compañía próximamente por motivos de salud.

No es un tema menor, ya que se ha demostrado que Apple es Jobs y que sin él hay serias dudas sobre la viabilidad de la empresa, o, por lo menos, de que pueda mantener la fulgurante trayectoria que la ha vuelto a poner en el liderazgo que ahora disfruta.

Se trata de una discusión sobre el derecho a la intimidad y la ética. Jobs tiene el derecho de mantener su vida en privado y el resto de la gente tendría que respetar este deseo.

Sin embargo, como CEO de una compañía cotizada, Jobs podría aclarar su situación para evitar o gestionar una posible bajada de las acciones de Apple, evitando no sólo que los inversores perdieran dinero, sino también los miembros de su plantilla que poseen acciones o stock options.

Menudo dilema. ¿Qué opináis?
Aquí abajo una pequeña encuesta:


Tags:
Publicar un comentario en la entrada