martes, abril 08, 2008

Relaciones Públicas: Los Juegos Olímpicos como escaparates mediáticos

Tengo sentimientos encontrados en cuanto a lo que está sucediendo en torno al recorrido del fuego olímpico por diversos países.

Los Juegos Olímpicos deben ser un exponente de la potencia física y mental del ser humano en todo su esplendor. Si bien, los escándalos del dopaje han manchado esa imagen, es evidente que el deporte de élite que se puede ver en los JJOO es un espectáculo único que tiene como protagonista la increíble capacidad del ser humano.

Dicho esto, los JJOO también son un escaparate comercial, turístico y político incomparable. Por este motivo se han sucedido una serie de acciones de reinvindicación a lo largo de su historia: desde 1936, con Hitler, pasando por la famosa protesta de los puños en alto con guantes negros en México 1968 (en la foto) y los boicots de URSS y EUA... hasta los próximos juegos de Beijing 2008.

Juan Varela hace un interesante análisis del papel de internet como canal movilizador y difusor que ha puesto contra las cuerdas a la cita olímpica, cuyo momento culminante, a mi modo de ver, es la protesta ocurrida en Londres, que será la sede de los próximos juegos:


Los Juegos Olímpicos no deberían ser politizados para dejar el protagonismo a quienes realmente se lo merecen: los atletas.

Sin embargo, su poder para seguir convocando la atención de millones de personas lo convierten en un escaparate ideal para la difusión de productos, servicios... y causas.

Tags:
Publicar un comentario en la entrada