lunes, enero 25, 2010

Relaciones Públicas: "Ayuda Virtual Vs Ayuda real en Haití" - Avelina Frías, guest blogger


Avelina Frías, compañera de túatú social media & pr, está haciendo un gran trabajo como bloguera de la agencia.

Le he pedido su autorización para republicar algunos de sus posts y de ahí que publique el primero hoy.

Ayuda Virtual Vs Ayuda real en Haití

por Avelina Frías

Todos los días escribe sobre tendencias ¿Por qué la comida, el agua potable, la medicina y la ayuda humanitaria en Haití no llegan instantáneamente como los miles de mensajes en Twitter, los comentarios en Blogs y las páginas de Facebook?

Aunque la respuesta parece obvia, en los últimos días muchos internautas han alzado la voz en las redes sociales y en sus bitácoras personales cuestionando el por qué la ayuda tarda tanto en llegar y qué pasa con el dinero de los donativos.

Lo que sucede es que realidad no es inmediata. Esta es una reflexión aleccionadora para quienes inmersos en la cultura de lo instantáneo y lo rápido se han olvidado que el mundo físico no cabe en 140 caracteres.

Los periodistas Ted Anthony, Jonathan Katz y Michelle Faul realizaron un interesante artículo para AP en el que reflexionan sobre este tema bajo la tesis de que las expectativas del mundo virtual están chocando con la cruda realidad que no puede moverse tan rápido ni manejarse tan fácilmente como el virtual.

En el artículo James Gleick, autor de “Faster: The Acceleration of Just About Everything” afirma que esta disonancia entre lo virtual y lo real está creando tensiones sociales. En el caso Haití esto se hizo evidente, ya que mientras las primeras imágenes del seísmo llegaron en cuestión de segundos, la ayuda humanitaria al lugar de los hechos ha tardado horas, días y semanas.

Cuando la respuesta real en Haití no ha sido instantánea como en el mundo virtual, muchos hemos sentido intranquilidad y tensión. Si duda, el mundo virtual ha generado acciones solidarias pero la cultura de lo inmediato nos ha hecho olvidar que las soluciones no llegan por e-mail, que la comida viaja en avión o en barcos y que Haití está del otro lado del Atlántico.

¡Gracias, Ave!

Tags:
Publicar un comentario en la entrada