jueves, enero 13, 2005



RRPP: Pagar a un líder de opinión y no decirlo públicamente

En Estados Unidos se ha descubierto que un presentador de televisión recibió 240.000 dólares para promover la No Child Left Behind Act que quiere aprobar el gobierno americano durante la segunda legislatura de Bush Jr.

El escándalo se ha desatado porque Armstrong Williams (en la foto), un presentador de raza negra, había ocultado el pago que le había hecho el gobierno americano a una compañía de su propiedad a través de la agencia de relaciones públicas Ketchum. La agencia no ha querido comentar el tema y ha pedido a los periodisas que se dirijan al Departamento de Educación para más información.

Recientemente, Armstrong ha indicado que "hay más" líderes de opinión que han recibido dinero por apoyar las políticas del gobierno americano sin haber hecho público sus acuerdos monetarios.

Este tipo de escándalos son los que manchan la reputación del sector de las RRPP. No se puede comprar cobertura mediática positiva a favor de una empresa, un producto o una política.

Si existe un acuerdo para que un líder de opinión apoye una causa determinada no es ético que se oculte dicha colaboración. Esto se puede ver en los códigos de ética de la PRSA y del IABC.

La reacción en el sector no se ha hecho esperar.

Es un hecho bochornozo.
Publicar un comentario en la entrada