martes, enero 11, 2005

Ramona Maneiro: "Yo estaba detrás de la cámara"

El último eslabón de la vida de Ramón Sampedro quedó hoy desvelado para la opinión púbica cuando su amiga Ramona Maneiro confesó haber sido ella la que le proporcionó el cianuro para facilitarle la muerte, tal y como él quería. Con la vida del tetrapléjico y la eutanasia de plena actualidad gracias a la película de Alejandro Amenábar 'Mar adentro', Maneiro ahora se cuestiona si ese método fue el mejor porque "sufrió".

La confesión de Ramona Maneiro cierra el capítulo de Sampedro, sobre el que pesaba el misterio de quién le había ayudado a conseguir la muerte digna por la que tanto había luchado desde su larga tetraplejia. Sampedro, que nació el 1943, perdió la movilidad de todas las extremidades debido a un accidente cuando aún no había cumplido los 30 años y pasó casi tres décadas postrado en una cama.

Así, contó que le puso la cantidad de agua con cianuro que le solicitó, le puso la pajita y le colocó el vaso donde él quería. No obstante, Maneiro lamentó que el tetrapléjico no tuviera "la muerte ideal de la que hablaba tanto" debido al sistema elegido, porque cree que seguramente sufrió en sus últimos momentos. Ella permaneció en todo momento detrás de la cámara. Previamente Sampedro se había despedido de una serie de personas a las que les había dicho "que se marchaba de viaje".


Entrevista inédita a Ramona Maneiro realizada por mí, se puede consultar aquí.

Noticia completa en ABC.

Publicar un comentario en la entrada