martes, agosto 28, 2007

Relaciones Públicas: Cuando mantener el blog se vuelve difícil

Durante estos días que he estado alejado del ordenador, me he dado cuenta de lo difícil que puede ser mantener vivas las ganas de mantener un blog.

Desde que comencé a dar mis primeros pasos en la blogosfera, me percaté de que se trataba de un "sistema meritocrático", que mucho tiene que ver con la brillantez de sus autores, pero también de su consistencia a lo largo del tiempo.

De hecho, la gran mayoría de los blogs que comencé a seguir hace un par de años han dejado de ser actualizados por distintos motivos.

A veces extraño los sorprendentes, mordaces y novedosos posts con los que algunos blogueros nos obsequiaban diariamente. Aunque siga habiendo otras bitácoras con excelentes contenidos, han habido casos que han resultado insustituibles. ¿Cuáles pueden ser lo motivos de haber abandonado un blog?

Según Lorelle VanFossen, del Blog Herald, algunas razones pueden ser:
1. Las estadísticas del blog - pocas visitas conducen a pocos posts; pocos posts atraen a menos visitas en un círculo vicioso que acaba por liquidar a la bitácora.
2. Comentarios negativos. - Ahí está el caso de Lucía Etxebarría, quien dejó de actualizar su blog por algunas amenazas que recibió a través del correo electrónico.
3. Cero comentarios - La sensación de vacío y soledad puede originar frustración y orillar al bloguero a dejar algo que no cumple sus expectativas de comunicación.
4. Limitaciones de tiempo - Un bien escaso que nos impide desarrollar con tranquilidad una actividad que bien podría ser considerada una afición.

Habrá otros motivos personales, como la salud, nuevos compromisos familiares, cambios de rutinas laborales, etc.

Sigo pensando en que mantener un blog es como escribir una carta de amor... tiene que ser algo que te apasione y te divierta, que te llene de entusiasmo y consiga sacar lo mejor de ti.

Si tu blog está convirtiéndose en una carga en lugar de un placer, plantéate seriamente si puedes (y debes) mantenerlo abierto.

Tags:
Publicar un comentario en la entrada