viernes, enero 09, 2009

Relaciones Públicas: La crisis, un punto de vista desde el ámbito de la comunicación (I)

Ayer estuve hablando a mis alumnos de ESIC sobre la comunicación en momentos de crisis.

Creo que la crisis en sí ha generado mucho ruido, pero poco análisis riguroso, así que voy a intentar aportar mi granito de arena centrándome en el ámbito de la comunicación.

Por lo pronto, hay algunos puntos a considerar en esta crisis:
* En medio de la confusión, habrá quienes se "aprovechen" de la misma para diluir una mala gestión. Los despidos que se están produciendo -en algunos casos- son exagerados y también estamos viendo todos los días cómo salen a la luz cifras impresionantes, pero que en medio de la difusión de otros malos datos pasan completamente desapercibidos. Como ejemplo, simplemente pensemos en las escandalosas inconsistencias en la tasación de algunos activos de Martinsa Fadesa.
* Los culpables de la crisis están fuera y, aunque se hagan cosas a nivel local, la gente entiende que sus responsables nacionales están un poco atados de manos y que por lo menos algo están haciendo (o intentando hacer) para paliar la situación. De ahí, que las intenciones de voto de cara a las elecciones de este año no hayan penalizado excesivamente al partido del gobierno.
* En medio del nerviosismo y las exigencias por "hacer algo", se están tomando medidas que pueden servir más para intentar calmar los ánimos de la gente, pero que en cambio pueden tener negativas consecuencias en el futuro: mayor endeudamiento, menor gasto social, etc. Y es que a veces la inacción puede ser penalizada más que una mala decisión tomada apresuradamente.
* Los agoreros de hoy no supieron ver al "elefante" de ayer. Creo que todos los analistas financieros han perdido gran parte de su credibilidad al no haber previsto una crisis que estaba ahí desde hacía tiempo. La desconfianza de la gente normal y de los inversores puede tener parte de su origen en la ausencia de confianza generada por la incapacidad de los expertos para identificar lo evidente.

Mañana más...

Tags:
Publicar un comentario en la entrada