martes, febrero 04, 2014

Relaciones Públicas: Innovación en comunicación


Después de un tiempo en comunicación, se descubre que hay muchas cosas que se pueden hacer de otra manera.

Es verdad que esa innovación no siempre es fácil, ni es valorada por quienes, supuestamente, se beneficiarán de ésta.

Pongamos por caso el tema de seguimiento/monitoreo de medios.

Con las redes sociales de repente todos se volvieron expertos en saber qué ocurre en Twitter o Facebook, pero resulta llamativo que todo se reduzca a unos cuantos KPIs que pueden ser interesantes para darse una idea de lo que acontece en un espacio online, pero que se quedan en la superficie de muchos temas que merecen ser estudiados con profundidad.

Me parece que debería haber un análisis cada cierto tiempo para establecer temas tan relevantes como:
- Procedencia de contenidos influyentes: durante un tiempo, los blogs se convirtieron en una fuente de contenidos de calidad.  Desde hace un par de años, algunos siguen manteniendo cierto prestigio, pero los medios han vuelto a determinar la agenda mediática.  ¿Por qué? Porque se dejaron de producir contenidos originales e independientes con un nivel de calidad que competía al mismo nivel que un medio.
- Contenidos sin fronteras: resulta curioso cómo los dircoms de hoy se preocupan, cómo no, de los medios/blogs/redes sociales locales, pero ya se está volviendo una costumbre que la lucha por la atención se establece también contra lo que sucede en diferentes países. Dependiendo del sector del responsable de comunicación, la erupción de un volcán en un destino turístico, un anuncio desafortunado en el Super Bowl o las desafortunadas declaraciones de tu CEO en India, puede convertirse en un problema para una marca y para toda una estrategia de comunicación.
- Distinguir lo superficial/banal de lo auténticamente relevante: algunas veces veo con estupefacción las supuestas crisis de comunicación en redes sociales que se viralizan en un día y mueren al siguiente. No se me hacen casos serios, ya que se trata de temas superficiales que podrán incomodar, pero sin sustancia real. En la época que vivimos, las crisis se sobreponen una sobre otra, y hay ocasiones en que determinar lo que es una situación comprometida de verdad requiere de un gran altavoz... que puede estar en muchos sitios, pero no sólo en internet.

Si tomamos en consideración estos y otros temas, el servicio de seguimiento/monitoreo debería incluir:
- Medios internacionales
- Medios locales
- Redes sociales y blogs
- Estudios / documentos / white papers de organizaciones nacionales e internacionales

Todos estos insumos de comunicación deberían presentarse de tal forma que pudieran distinguirse los temas realmente importante de lo accesorio, en un esfuerzo de organización, coordinación y filtrado que requiera de un profesionales con criterio que puedan realizar esta labor con acierto, rapidez y oportunidad.

Quizás el mercado no esté preparado para esta innovación, porque la mayoría de los dircoms están pendientes del último tweet, de la última noticia en la tv local... Quizás habría que tener una mirada más amplia. 
Publicar un comentario en la entrada