miércoles, marzo 03, 2010

Relaciones Públicas: Nuevas identidades de la mujer emprendedora

Por Avelina Frías

El número de mujeres emprendedoras se ha incrementado más de un 200% en los últimos 20 años. Un estudio en Canadá reveló que aproximadamente el 20% de las mujeres que inician su propio negocio lo hacen impulsadas por ellas mismas a consecuencia de las malas circunstancias laborales.

El Banco de Comercio en Canadá estima que más de un millón de mujeres canadienses tendrán su propio negocio en 2010 y sus negocios crecerán un 60% más rápido que el de los hombres.

La revolución de género que ha empujado a muchas mujeres a autoemplearse está transformando todas las áreas de la sociedad. Hugh Mackay investigador social australiano afirma que estos cambios significan una redefinición radical del rol y estatus de la mujer, la cual está incitando gradualmente al hombre a re-examinar su propio rol. Mackay también asegura que este vuelco está reorganizado la institución del matrimonio y de la familia, la vida del vecindario, la naturaleza de la compra, el panorama político y la dinámica de los lugares de trabajo.

Por otra, parte el índice de natalidad está disminuyendo gradualmente aunque la ciencia ciertamente está ayudando a evadir las reglas del reloj biológico. Con la ayuda de los avances en la fertilidad por ejemplo, muchas mujeres están teniendo hijos cerca de los 40 y ocasionalmente a sus 50 años. El índice de natalidad entre mujeres de 35 y 39 años y 40 y 44 están en el más alto nivel para ese grupo de edad en más de de 30 años.

También, la sociedad cada vez más está aceptando a las mujeres que eligen casarse después o no hacerlo. “Las mujeres de mediana edad especialmente no necesariamente necesitan un hombre como antes solía hacerlo” señala la escritora Jane Ganahl, autora de “Mujeres solteras de cierta edad”.

Está claro que las reglas que están socialmente aceptadas para las mujeres están cambiando. Para algunas estos cambios de roles brindan seguridad y felicidad. Pero la inclinación de relegar el trabajo de las mujeres es un parámetro que aún persiste ya que muchas mujeres aún se sienten presionadas al momento de lidiar con su persona e identidad para abrirse paso en los mundos tradicionalmente dominados por los hombres. Sin embargo, algunas otras han perdido toda su identidad y su visión femenina solo para adoptar la peor parte del comportamiento masculino.

En Inglaterra hay un aumento de las mujeres denominadas Ladette (descrito en el NY Times como una mujer tratando de ser un hombre más, bebiendo en exceso, hablando palabrotas e incluso eructan). Este cliché basado en el comportamiento masculino ha provocado un reality show llamado Ladette to lady (De un chico a una dama) donde 10 de estas chicas desinhibidas entran a una escuela de refinamiento para ser transformadas en mujeres estilizadas y refinadas.

Sin duda, hay muchas expectativas para las mujeres de hoy. Las mujeres están bajo presiones extremas por cubrir muchos roles y se proponen metas muy altas para mantener una carrera, una familia, un matrimonio, muchas amistades desarrollar vínculos estrechos con la familia y tener un comportamiento psicológico adecuado todo el tiempo. Dentro de 100 años la sociedad se preguntará cómo las mujeres de inicios del siglo XXI enfrentaban todo este grado de estrés.

Si eres una mujer de esta generación nos gustaría saber tu opinión.

Post original en el blog de túatú.

Tags:
Publicar un comentario en la entrada