martes, febrero 23, 2010

Relaciones Públicas: En búsqueda de un estilo de vida rural en la ciudad

Por Avelina Frías

Para algunas personas el vivir en las afueras de la ciudad sigue siendo tan poco atractivo como siempre, en cambio el salir completamente de ella, y regresar a los orígenes de donde pertenecían sus abuelos antes de emigrar a la ciudad está siendo algo tan atractivo como saludable.

Según un estudio realizado en el Reino Unido, la emigración de ciudadanos que habitaban en las grandes ciudades hacia el campo ha tenido un incremento gradual desde 1990, lo que ha generado a su vez el crecimiento de hasta en ocho veces más de los pueblos rurales. Por el contrario, Richard Craze, autor del libro “Out of your townie mind”, menciona que cerca del 40% de las personas que emigran de las ciudades al campo, terminan regresando a las ciudades.

La migración hacia los márgenes de las ciudades donde apenas existían poco más de un centenar de casas originó un fenómeno que ha disparado las manchas urbanas en las grandes ciudades. La gente, en búsqueda de lugares más amables y en contacto con la naturaleza, se dirigió a poblados alejados, pero quería seguir teniendo las mismas comodidades de la ciudad. Esto provocó que se terminaran construyendo centros comerciales, escuelas, comercios, oficinas de gobierno, etc. Y, poco después, sin apenas darse cuenta, los precios de las casas aumentaron desorbitadamente y redujo el espacio para los que buscaban esa “tranquilidad” de un pueblo pequeño.

Al final, esto se vuelve en un ciclo que se repite cada vez más en las grandes ciudades y se termina migrando a otro poblado cercano, apenas a unos minutos de aquél al que primero se emigró.

Este fenómeno en las grandes ciudades no es equiparable a la idea de volver a la vida rural o de campo sino a la búsqueda de una tranquilidad y seguridad equiparable a ese modelo, sin embargo, vivir más lejos, significa tener que manejar más, tomar más tiempo en las salidas y llegadas al trabajo, y estar encadenado a un reloj que marcha siempre en contra.

Post original en el blog de túatú.

Tags:
Publicar un comentario en la entrada