miércoles, agosto 05, 2009

Relaciones Públicas: Pervirtiendo una reputación digital

Con el advenimiento de la web 2.0, las personas, las marcas y las instituciones se sienten atacadas, aunque también hay casos en que se han aprovechado perversamente para intentar engañar al personal e inventarse una reputación digital.

En EEUU, la clínica Lifestyle Lift dio instrucciones a sus empleados para que escribieran reseñas positivas sobre la empresa en distintos sitios de internet... como si fueran clientes satisfechos.

El colmo fue que la empresa diseñó páginas web supuestamente independientes sobre cirugía estética en las que se deshacían en elogios a Lifestyle Lift.

Al descubrirse el montaje, la justicia norteamericana multó con 300.000 dólares a la clínica, pero será difícil cuantificar lo que realmente significa para la imagen de la compañía tamaña chapuza.

En España, hay empresas que ofrecen estos servicios (de engaño). Una vergüenza.

Es posible que las empresas que los están contratando no sepan que se están exponiendo a importantes multas y a un daño muy grave a su reputación digital.

Vía Baquía.

Tags:
Publicar un comentario en la entrada