martes, agosto 05, 2008

Relaciones Públicas: El derecho a decir tu verdad y el derecho a saber la verdad

En Relaciones Públicas nos encontramos algunas veces con auténticos dilemas éticos.

Más de una vez tenemos que gestionar la comunicación para difundir la verdad de nuestros clientes. Es decir, no mentimos, sino que aclaramos puntos, matizamos cosas y decimos lo que una determinada organización quiere, debe y puede informar.

Por fortuna, no me he visto en la tesitura de que un cliente me haya pedido mentir en su comunicación. Hubiera sido una situación incómoda que, sin dudarlo, me hubiera puesto a prueba.

El de la ética es un tema recurrente en este blog y es que es algo que parece que ya no se lleva, que está demodé... ¡pero si mantiene total actualidad!

Tan sólo hay que ver lo que está sucediendo en China con los Juegos Olímpicos.

Si bien China tiene todo el derecho de mostrar su mejor cara, también es verdad que hay otro lado que escapará a los lentes de los medios y de la gente.

Por eso se me hace magnífico que todavía algunos medios se den una vuelta por ahí y que saquen reportajes como el del XLSemanal "LO QUE NO SE VERÁ EN TELEVISIÓN -
Las ciudades prohibidas de la China Olímpica"
que hace que uno mantenga su fe en los medios de comunicación.

Lo políticamente correcto es aceptar que China es demasiado importante y poderoso como para meterse con este país, pero mostrar las cosas que existen es ser fiel a algo más valioso: es ser fiel a la verdad.

Porque está el derecho a decir tu verdad y el derecho a saber la verdad.

Tags:
Publicar un comentario en la entrada