jueves, octubre 11, 2007

Relaciones Públicas: Di lo que quieras decir

Enrique Dans trata de contextualizar su participación en una entrevista concedida a Telecinco y reproducida en El País con motivo de un desagradable incidente sobre un vídeo en Youtube de un discapacitado siendo acosado por unos chicos.

Escribe Enrique:
Entiendo la dificultad de editar fragmentos de este tipo e imagino que los criterios de edición final nunca están a gusto de todos, por lo que simplemente querría aclarar que con “mecanismos de control” no me refería a ningún tipo de mecanismo legal, gubernamental o regulatorio ni a la creación de un Tribunal de la Santa Inquisición para Internet con un Fray Tomás de Torquemada a la cabeza, sino a la simple existencia de formas de reclamar los derechos al prestador de servicios, en forma de formularios sencillos y fáciles de encontrar para que alguien que vea vulnerados sus derechos pueda pedir la retirada de un material, demostrar su condición de perjudicado, y obtener una acción rápida que reduzca el posible perjuicio causado.

Así explicado queda muy claro, pero el fragmento que se retrasmitió deja una impresión completamente distinta a la que con toda seguridad Dans quiso trasmitir.

En relaciones públicas tenemos técnicas que aplicamos para que los mensajes tengan mayores posibilidades de ser transmitidos de una manera eficaz cuando un portavoz se enfrenta a los medios de comunicación.

1. Organizamos cursos de formación de portavoces en los que hay una parte teórica sobre el funcionamiento de los diferentes medios (prensa, radio, televisión) y una parte práctica en la que realizamos entrevistas que luego se visionan o escuchan para que el portavoz reconozca sus errores y no los vuelva a cometer.
2. Elaboramos mensajes clave que deben ser como un mantra para el portavoz, quien los tiene que repetir cada vez que pueda durante la entrevista. Los mensajes deben ser muy breves, ilustrativos y robustos para ayudar a su edición posterior... y para asegurar que se dice lo que se quiere decir.

Una cosa en la que hay que insistir siempre: sobre todo en los medios electrónicos no hay segundas oportunidades, por eso hay que tener muy claro lo que se tiene que decir desde antes que se esté ante una cámara o un micrófono.

Tags:
Publicar un comentario en la entrada