jueves, febrero 08, 2007

Relaciones Públicas: El buzz pertenece a la gente

Es muy difícil predecir qué acción de marketing viral atraerá a la gente, qué los llevará a compartirlo con otros y luego poder medir el alcance de una acción de este tipo.

En varias ocasiones algunos expertos han denunciado el abuso de este tipo de campañas. A mí me parece que esta volatilidad hace que la culpa de los "marketeers" se diluya: ¿cómo se les va a achacar por algo que no controlan?

Todos los días se lanzan cientos de campañas virales y realmente hay apenas unas pocas de éstas que alcancen notoriedad y son apenas un puñado las que marquen un hito y tengan un impacto masivo.

Tal y como dice Jeff Jarvis: "El buzz pertenece a la gente".

Las empresas pueden intentar provocarlo mediante intrincadas campañas, pero es difícil (o imposible) prever si tendrán éxito. Incluso, tal y como indica David Weinberger, los excesos de las compañías pueden acabar ocasionando justo un efecto contrario al buscado.

Tal y como sucede con las relaciones públicas, los expertos en marketing se enfrentan al reto de justificar la inversión en campañas morales. A mí me parece que el buzz puede ser medido con los siguientes indicadores:
*Número de menciones en blogs
*Número de enlaces entrantes
*Número de fotografías en sitios como flickr (además de veces en que se ven éstas)
*Número de vídeos generados en sitios como Youtube (además de veces en que se ven éstos)
*Número de visitantes únicos y páginas vistas (aunque pronto las segundas no serán un parámetro demasiado válido)
*Número de menciones en medios tradicionales (prensa, radio y televisión)
*Incremento de la demanda durante la campaña
*Menciones espontáneas y sugeridas en estudios de opinión
*Valor publicitario equivalente de todo esto

Seguro que habrá muchas otras maneras, pero, a bote pronto, son las que se me ocuren.

Con información de Marketing Directo.

Tags:
Publicar un comentario en la entrada