lunes, mayo 29, 2006

Política: México rumbo a las elecciones



Hoy también quiero aprovechar este blog para dar mi visión sobre lo que está ocurriendo en México en estos momentos de campaña electoral.

Sin lugar a dudas, lo mejor de la campaña es el programa "El Privilegio de Mandar", (vídeos en Youtube) en el que se hace un repaso con humor a las actividades de la semana de todos los candidatos en liza por la presidencia de la República.

Hasta hace no mucho tiempo, los políticos mexicanos eran totémicos e intocables. Una suerte de semidioses que dictaban el destino de millones de personas en una especie de oráculo que todo el mundo mitificaba.

En épocas recientes, no hay ninguno que se libre de la sorna y el escarnio público, muchas veces bien merecido.

Por otro lado, lo peor de la campaña es la ausencia de propuestas contrastadas de todos los candidatos. Se dice mucho el qué se hará, pero ni en un caso se explica el cómo hacerlo.

Los grandes problemas del país se abordan de manera superficial y se simplifican demasiado los mensajes, bien porque no hay sustancia qué se pueda explicar o porque se piensa demasiado en cómo saldrá el candidato en los medios de comunicación.

Además, la discusión se centra únicamente en aspectos técnicos, que no políticos, como el tema de las encuestas, el número de spots de todos los bandos, etc.

De repente, todos (políticos, medios de comunicación) creen ser expertos en marketing político. Los "análistas", además de frívolos, no ayudan a la gente a formarse una opinión con respecto a las políticas anunciadas por los candidatos, sino que se centran en cosas futiles (aspecto físico, discusiones estériles, etc.)

Yo votaré desde Madrid. Ya tengo decidido mi voto, pero, como dicen en España, lo haré tapándome la nariz, porque la alternativa es votar al que tiene algunos puntos programáticos que podrían ser de mi tendencia política.

¿Por qué votar si soy tan crítico? Porque en las campañas se cometen excesos y más en una campaña tan excesiva como la mexicana con tantos meses de duración.

El país está todavía ejercitándose en democracia y, por desgracia, aún tenemos que quemar etapas hasta tener opciones políticas realmente maduras que lleven a México al lugar que se merece.

¡Vota si estás en México! Si puedes votar desde el extranjero, ¡hazlo!

Tags:
Publicar un comentario en la entrada