domingo, mayo 15, 2005

Las "imprecisiones" de los medios y las "precisiones" de los blogs

A los blogs se les acusa de ser fuentes de opinión, pero no de información.
Es verdad. Un buen número de ellos son pura opinión.
Se dice que no investigan, ni van al lugar de los acontecimientos, ni se enfrentan con testigos o protagonistas de los hechos.
Es verdad. Un buen número de ellos no lo hacen y se limitan a comentar lo que publican los medios.

Pues bien, también es verdad que hay blogs que no se limitan con comentar o a dar su opinión, sino que realizan su propia investigación para contrastar con datos y hechos lo que sale publicado en los medios.

Dan Rather, el periodista de la ABC norteamericana, tuvo que dimitir por dar por auténticos unos papeles sobre Bush Jr. que al final resultaron apócrifos.
Quien demostró su falsedad fue un bloguero.

Para no ir tan lejos, comentar que muchos de los datos que han publicado varios medios sobre la violencia en España, basándose en un informe de la Fundación Encuentro, han resultado ser "dudosos", según una exhaustiva crítica que realiza el blog Wonkapistas.

No se pone en cuestión la encomiable labor de la Fundación, pero sí se llama la atención sobre la inconsistencia de algunos de los datos que incluye en su Informe 2005.

Aquí la primera crítica de Wonkapistas:
1. Dice la Fundación Encuentro: "En España se ha producido durante los últimos años un fuerte incremento de la criminalidad, con un grave deterioro de la seguridad pública. Según los datos del Ministerio del Interior, entre 1998 y 2003, la criminalidad creció en España un 12,6%: de 1.867.386 infracciones penales (delitos y faltas) a 2.102.476 (tabla 1)."

No niego el incremento de la criminalidad, pero las cifras son dudosas, al menos su manejo. Sumar delitos y faltas no está mal, pero también pueden presentarse desagregados. Quizá no tengan los datos desagregados para la policía autónoma catalana, pero sí, seguro, para el resto. Lo interesante es que, en ese periodo, es el número de faltas el que arrastra la cifra hacia arriba (de 856.928 a 1.047.863, sin contar las cifras "catalanas"), pero el número de delitos conocidos "cae" (de 965.835 a 955.802; después de alcanzar un máximo de 1.036.716 en 2002). En realidad, el número de delitos ha oscilado alrededor de 900.000 / 1.000.000 en la última década y media, después de subir muy acentuadamente entre 1982 y 1988. Normalmente son más graves los delitos que las faltas, por lo que consuela algo saber que los delitos conocidos casi no varían.

Además, habría que ver el número de delitos y faltas en proporción de la población, sobre todo porque ésta ha crecido mucho en los últimos años. El número total de delitos y faltas que maneja la Fundación Encuentro habría pasado del 46,4 al 48,7 por mil, lo que equivale a un aumento del 4,8%, bastante menos de la mitad del aumento del 12,6% en términos absolutos. Los delitos (excluyendo las cifras "catalanas") habrían pasado del 24,0 al 22,1 por mil, con una caída del 7,9%. Vaya.


(El subrayado en negro es mío).
El post completo se puede leer aquí.

Es difícil vivir con certezas absolutas. ¿Qué decir de Enric Marcó? Pero hay que buscar la verdad a través de la evidencia comprobable, venga de donde venga, sea de historiadores, periodistas o blogueros.

Los blogs y los medios están condenados a entenderse y a complementarse.
Esto es una ventaja para la sociedad, ya que podrá contar con puntos de vista distintos para enriquecer su visión crítica sobre los acontecimientos de la actualidad.

Quien tenga reservas sobre las imprecisiones de los blogs, conviene que se lo vaya pensando dos veces. Se puede estar perdiendo buena parte de la historia.
Publicar un comentario en la entrada