miércoles, diciembre 22, 2004

En México, el medio radial público no existe... porque hay que ofrecer contenidos de calidad

Dice la directora del IMER, Dolores Béistegui, que "el mayor fracaso del IMER es no representar nada en el dial -mental- de la gente. La enorme mayoría de las personas no sabe lo que es el IMER; pueden conocer algunas de las estaciones, pero no las ubican como un proyecto de radio pública".

Es evidente que la herencia de una radio al servicio del gobernante en turno no era una buena base para ganar público, pero ya han pasado más de 4 años y se sigue con el mismo bajo reconocimiento.

Los periodistas "deben respaldarse en un código deontológico, absolutamente sujeto a sanciones si no se aplica. Ahí es donde nos estamos quedando un poco cojos. Todos tenemos más o menos grandes valores y las evaluaciones son internas, yo diría subjetivas. Yo estaría plenamente satisfecha el día que existiera un ombudsman de los medios electrónicos, que tenga la libertad de ir y venir y exigir mis fuentes".

Es un asunto espinozo, pero que no debería ser dicha por una directora de un servicio como el IMER, por su papel como representante del gobierno. En fin.

"Generar recursos propios permitiría ir ganando una cierta independencia, cierta autonomía, porque los subsidios del Estado siguen siendo fundamentales. Los recursos son limitados", indica Béistegui.

No se trata de privatizar la radio, se trata de ofrecer buenos contenidos. No todo se arregla con dinero, sí con inteligencia y arrojo. Ahí están los casos de la BBC o de la Deutsche Welle.

Mientras se mantenga la mentalidad de que lo público no funciona y por tanto hay que privatizar todo para que el mercado se encargue de que la calidad aumente, se perderán los pocos medios que todo gobierno debe tener para cumplir, por un lado, una labor informativa veraz e independiente, y, por otro, una función educativa y lúdica.

Sigue abierta la "venta de garage" que lanzó el gobierno panista desde el año pasado. Es un escándalo.

Entrevista completa en La Jornada.
Publicar un comentario en la entrada