domingo, octubre 31, 2004


¿Simple diversión o peligro para la imagen de la compañía? Por lo pronto, unas bonitas piernas.

No hay sector que no se precie de tener algún bloguer en sus filas. Una persona que haya decidido contar desde dentro los entresijos de una actividad que le ocupa todo el día, que paga las cuentas y en la que suceden cosas extrañas o extraordinarias.

Sin lugar a dudas, esos autores sin control se han convertido en una fuente de preocupación para los responsables de todas las empresas que ven cómo pueden exponer los secretos corporativos con todo lujo de detalles. Uno se puede enterar de cosas terribles sobre cadenas de pizzerías, líneas aéreas, del servicio posventa de ordenadores... Sean mentiras malintencionadas, leyendas urbanas o simples malos entendidos, lo cierto es que algo queda. La imagen de la empresa se desgasta y eso hará que más de un cliente se lo piense antes de adquirir un producto o solicitar un servicio.

Pero hay ocasiones en que el celo de los responsables de las empresas exagera y esto acaba volviéndose contra ellos mismos y contra la imagen de la compañía.

Este es el caso de Queen of the Skies, una azafata que publicó una serie de fotos suyas abordo de un avión. Pues bien, al parecer ésta ha sido la causa de que la hayan despedido y esto ha provocado una inesperada tormenta para la aerolínea (Aunque la autora nunca ha dicho para qué línea trabajaba, otras páginas web han indicado que es Delta Airlines).

Si los responsables de la aerolínea se hubieran detenido un momento para ver el contenido del blog, se hubieran percatado de que se trataba simplemente de un diario personal que no tenía ningún interés en perjudicar la empresa, sino que, con toda seguridad, reflejaba un momento de diversión entre vuelo y vuelo.

Pues bien, "La Reina del Cielo" ha decidido demandar a la empresa aduciendo discriminación, porque encontró otras páginas web y blogs en los que aparecían imágenes de hombres en las que mostraban claramente la empresa para la que trabajaban... entre otras cosas.

Algunas lecciones son duras de aprender, pero quizás este caso ponga sobre aviso a diversas empresas para no hacer una tormenta de un vaso de agua.
Publicar un comentario en la entrada