domingo, julio 25, 2004


INFORMACION PROPIA

EDITORIAL

Farenheit 9/11 o la derrota de los Spin Doctors


Fuera de críticas cinematográficas a favor o en contra de la película de Michael Moor, Farenheit 9/11, mi análisis será sobre el papel de la propaganda -haciendo uso de herramientas de RRPP- tanto del contenido del filme, como de la película en sí misma.

- Mensajes clave
Es evidente que entre los asesores de la administración Bush existen expertos en RRPP -los llamados Spin Doctors, que diseñaron los discursos no sólo del presidente, sino del grupo con mayor presencia en los medios (Cheney, Rumsfeld, Powell, Rice, Wolfowitz, et al). De esta manera, todos repetían con las mismas palabras los mismos mensajes sobre las armas de destrucción masiva, la peligrosidad de Irak y el vínculo entre Sadam Hussein y Al Qaeda.

- Preguntas y Respuestas (Q&A)
La crítica de que George W. no sabe responder a ninguna pregunta cuando sus asesores no le han preparado previamente las respuestas, se pudo comprobar como cierta cuando Bush Jr. fue informado del ataque a las Torres Gemelas y no supo qué hacer, ni tomó ninguna decisión. Normalmente, sus ayudantes le preparan cientos de documentos de Preguntas y Respuestas en el que están incluidos todos los temas que causan controversia... pero nadie había previsto una respuesta ante un ataque como el perpetrado el 11-S.

También aparecen los soldados que reclutan a chicos de barrios marginados de Flint. Se ve que han sido entrenados para manipular a los inocentes muchachos, con una respuesta adecuada a cada objeción con la que intentaban escapar del asedio de los militares:

Chico 1:
Yo quiero jugar baloncesto...

Militar:
¿Sabías que X Johnson fue marine?

Chico 2:
Me gusta la música

Militar:
¿Conoces a Shaggy? El también fue marine.


- Gira mediática del representante del régimen Talibán (Media Tour)
Meses antes del 11-S, un representante de los talibanes realizó una gira por EEUU para intentar mejorar la imagen del régimen afgano ante los estadounidenses. Influyentes políticos norteamericanos y, por supuesto, alguna empresa de lobby y RRPP organizaron las conferencias de prensa y los diversos encuentros que sostuvo dicho personaje.

- Evento de presentación
George W. hizo el anuncio del fin de la guerra de Irak a bordo de un portaviones, en un acto totalmente exagerado y kitsch. La puesta en escena fue milimetricamente preparada para causar un gran impacto en el telespectador, intentando de esta manera darle mayor legitimidad y fuerza a una declaración vacía, porque en el mismo momento en el que hablaba Bush Jr. se mantenían cruentas batallas en el corazón de Irak.

- Manipulación e intoxicación informativa
Cuando, en plena pre-campaña electoral, se dio a conocer que George W. había desistido de sus deberes en el ejército americano. Desde la Casa Blanca se distribuyó un archivo manipulado en el que se pretendía hacer valer a Bush Jr.
En la película, se ve desvela el nombre de una persona que ha sido fundamental en la carrera del actual presidente de EEUU. El mutilado documento se ha vuelto contra quienes lo filtraron maliciosamente.

Durante el filme también se denuncia la utilización de los niveles de alerta de ataques terroristas, porque es una manera de mantener en vilo y con miedo a la población. Lo que es claramente una manipulación es que se habla sobre los peligros pero sin precisión alguna.

- El cine como herramienta de RRPP
Al terminar la película, varias personas aplaudieron y se quedaron hasta que terminaron los créditos. Desde mi punto de vista, aquí radica el valor de rrpp del filme: en su capacidad de motivación del público.

Es verdad que esta película no cambiará el mundo, pero si logra movilizar a un 1, 2 ó hasta 3% del electorado indeciso de los EEUU según estimaciones de algunas fuentes, puede llegar a influir en una elección de la que penden el futuro de muchísimas cosas en el mundo.

Una película puede ser una herramienta fantástica de RRPP. Michael Moore lo ha demostrado, derrotando a los Spin Doctors que habían logrado manipular con éxito a un gran número de ciudadanos norteamericanos.

La verdad es tozuda, y siempre sale a relucir, incluso venciendo a quienes intentan ocultarla, maquillarla o directamente aniquilarla, por ser contraria a sus intereses.

Es preocupante que se siga asociando la manipulación a las relaciones públicas, pero creo que ninguna campaña de imagen, ni siquiera contando con los millonarios recursos de la presidencia del país más poderoso del mundo, pueden ir en contra de la verdad... y eso es justamente lo que demuestra Farenheit 9/11.

Es apropiado utilizar las rrpp para comunicarse con el público, siempre que se haga con ética y su fin sea legítimo. De otra forma, debe llamarse directamente propaganda.

Hay que hacer esta distinción, hay que hacerla por el bien de la profesión.
Publicar un comentario en la entrada