domingo, mayo 16, 2004


INFORMACION PROPIA

Editorial

NO ES LA COMUNICACION, ESTUPIDOS


El sorpresivo viaje a Irak que el secretario de defensa estadounidense, Donald Rumsfeld, realizó esta semana fue una táctica de relaciones públicas para intentar desactivar la crisis originada por las terribles fotos de Abu Ghraib.

No es la primera vez que un alto mando norteamericano visita por sorpresa a las tropas en Irak. El mismo presidente George Bush lo hizo el Día de Acción de Gracias para "decirles a los soldados que estamos con ellos".

Después de ese viaje, la popularidad de Bush se recuperó desde unos niveles de aceptación muy bajos... y eso a pesar de que se supo después que el pavo con el que se hizo la foto era de plástico.

La administración Bush es muy consciente de la importancia de la comunicación, de ahí que haya querido controlar el mensaje y la percepción del conflicto desde el primer momento, no permitiendo que salieran a la luz imágenes de soldados americanos muertos o malheridos, llamando antipatriotas a aquellos medios que no suscribían sus tesis o dando golpes de efecto como las visitas relámpago que hemos mencionado.

Pero, adecuando la famosa frase de Bill Clinton, "no es la comunicación, estúpidos".

Lo que sucede en Irak no es posible arreglarlo con inspirados discursos blindados con mensajes clave, ni con photopportunities o espectaculares ediciones de vídeo.

Frente a las estrategias de los "spin doctors" de la Casa Blanca o el Pentágono, la realidad acaba por saberse... e imponerse.
Publicar un comentario en la entrada